Garré cambia esta semana la cúpula de las comisarías de la Policía Federal

garre_nildaLa ministra de Seguridad, Nilda Garré, renovará antes del viernes a las comisarios de al menos 46 de las 53 seccionales de la Policía Federal en la Ciudad por diferentes razones.

Fuentes policiales revelaron que la renovación en la fuerza iba a producirse hoy, pero finalmente Garré lo hará en el transcurso de esta semana -antes del sábado- y en principio abarcará sólo a los jefes seccionales y subcomisarios.

La mayoría de los cambios que hará la ministra forman parte de una purga, con el pase a disponibilidad de varios jefes policiales, tras haber realizado una investigación con el jefe de la Policía Federal, Enrique Capdevila.

Los restantes serán cambios por el sistema anual de ascensos, por lo que su antiguo lugar lo ocuparían subcomisarios.

La renovación de los titulares de las distintas seccionales comenzó en diciembre pasado durante los disturbios en las ocupaciones ilegales en el club Albariño de Villa Lugano.

En aquella oportunidad fue echado el comisario de la seccional 48, con jurisdicción en la zona, y luego separaron también al subcomisario, quien se había hecho cargo de la dependencia.

En tanto, los primeros días de marzo fueron cesanteados por irregularidades otras tres más: los de la 3ª (barrio San Nicolás en el microcentro), la 11ª (Almagro) y la 36ª (Bajo Flores). A estas cuatro se les sumarán al menos otras 42, luego de que la ministra y Capdevila terminaran de analizar los legajos.

Por otra parte, este martes entraron en funciones la mayoría los dos mil efectivos destinados a las comisaría, aunque ya registraron pedidos de pase a retiro.

Gran parte de esos efectivos se desempeñaban en la División Operaciones Urbanas de Contención y Actividades Deportivas (DOUCAD), que es una fuerza de choque para manifestaciones y en tareas administrativas en diferentes oficinas de la fuerza como en la de la tramitación de pasaportes y cédulas -cuya confección fue quitada por la ministra y pasada a manos de civiles-.

El problema surgió con estos últimos ya que según las fuentes consultadas por NA “no están acostumbrados a trabajar en comisarías”.

“Son personas con muchos años en la fuerza y como les falta poco para jubilarse pidieron el pase a retiro”, señalaron voceros policiales.

En ese sentido, a la seccional 23 fueron designados para presentarse este martes 20 policías, de los cuales cuatro pidieron el pase a retiro, mientras a la comisaría 15 mandaron 18, pero se presentaron 14, y que los otros cuatro pidieron licencia.

Calculan que una vez que se incorporen todos los efectivos a los correspondientes destacamentos policiales habrá unos 100 de esos 2.000 que se habrán jubilado por no adaptarse a la nueva tarea.

Comments

comments

Leave a Reply