AMIA: “Los involucrados son muchos y de distintos poderes”

lijo ariel

El juez Ariel Lijo, quien investiga el atentado de la filial judía por encubrimiento, recordó las trabas puestas a la “pista siria”. En el delito están vinculados el ex presidente Menem, funcionarios de la SIDE y dirigentes de la DAIA.

Tras la sanción y reglamentación del memorándum rubricado entre Argentina e Irán, el magistrado Ariel Lijo aclaró algunos puntos de la causa por “encubrimiento” del atentado, y recordó los “delitos graves” en los que fueron partícipes un ex presidente de la Nación, personal de la agencia de inteligencia y hombres de la DAIA, entre otros.

“La primera parte de la investigación abarcó no solamente el delito de peculado sino de la privación ilegítima de la libertad de varios policías de las provincias y la falsedad ideológica de documentos, y también el delito de coacción de varios testigos” explicó hoy Lijo a Radio del Plata. Además, dio el nombre de los involucrados en estos hechos.

“Son muchos y pertenecían a distintos poderes. En la primera parte, en lo que tiene que ver con el pago de los US$400.000 a Telleldín por ese delito, está procesado el juez Galeano, los fiscales, el ex titular de la SIDE Hugo Anzorregui, el mismo Telleldín, su mujer y el abogado, y (el ex titular de la DAIA) Rubén Beraja como partícipe secundario”, apuntó.

“Es una denuncia que empezó en su momento Ricardo Gil Lavedra cuando era ministro de Justicia, y que remite al juez Bonadío que hizo una investigación profunda en toda la primera parte. Después vino la sentencia del tribunal oral en 2004 y la confirmación de la Cámara de la Casación en la investigación”, comentó.

Consultado sobre la llamada pista siria, dijo que “también tiene un encubrimiento relacionado con hechos que se cometieron para no avanzar en la investigación, por ejemplo hacer avisos de los allanamientos. De eso está involucrado Menem, Palacios, y algunos policías”.

Cabe recordar que Jorge Alberto “Fino” Palacios, quien había sido nombrado por Mauricio Macri como jefe de la Policía Metropolitana, fue el encargado de los irregulares allanamientos en el domicilio de la familia Edul.

“Se extendieron todo el día, hubo avisos a la familia, entre otras cosas. Después las cintas grabadas con estas pruebas desaparecieron”, explicó el magistrado.

Sobre el rol de Rubén Beraja, que era presidente de la DAIA por entonces, Lijo dijo que “estaba al tanto de todo esto que se estaba tramando, por lo menos de que se le iba a pagar (a Telleldín) para obtener una declaración y esto es una situación por lo menos irregular. Su participación es secundaria, no principal”.

Por último remarcó que “el juicio oral y público no tiene fecha pero hay determinación de tribunal. La primera parte de la causa fue elevada a juicio en el 2011”.

Comments

comments

Leave a Reply