Una ley del randazzismo habilitó a Cambiemos a usar funcionarios-candidatos

Una ley promovida por senadores del randazzismo y aprobada el año pasado le allanó el camino a Cambiemos para impulsar las candidaturas a concejales de una docena de funcionarios nacionales y provinciales, que apuestan a ese cargo como un trampolín para pelear las intendencias en 2019.

Concretamente, la norma suspendió varios artículos de la Ley de Reforma Política, aprobada tan solo unos meses antes, que prohibían el ejercicio simultáneo de los cargos de concejal y de funcionario del Poder Ejecutivo en cualquiera de los niveles del Estado.

Con esta limitación en suspenso, Cambiemos encabezó varias listas locales de distritos gobernados por la oposición con al menos una docena de funcionarios nacionales y provinciales de peso, que aspiran a llegar al concejo deliberante y aumentar desde allí sus chances para ganar la intendencia en 2019. En la mayoría de los casos, aseguraron en Gobernación, los aspirantes se mantendrán a su vez en sus cargos de origen.

Entre el pelotón de “candidatos-funcionarios” se destacan el subsecretario de Asuntos Municipales de Nación, Lucas Delfino, quien será candidato a concejal en Hurlingham; el subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales bonaerense, Alex Campbell, quien irá por una banca en San Fernando al igual que la directora en Desarrollo Social nacional, Agustina Ciarletta. Otro bonaerense, Evert Van Tooren (subsecretario de Tierras, Urbanismo y Vivienda), se presentará en Esteban Echeverría; mientras que Gabriel Mércuri  (hijo del histórico dirigente del Conurbano y subsecretario en Desarrollo Social) lo hará en Lomas de Zamora; al igual que Leandro Costa (director en Desarrollo Social de Nación) en Escobar.

La nómina se completa con Gabriel Kunz (director de Deportes) en Berazategui; y Alberto “Abi” Czernikowski (director provincial de Juventud), quien enfrentará a Jesús Cariglino en Malvinas Argentinas.

La apuesta del Gobierno es “bajar” candidatos competitivos a territorios gobernados por la oposición con la intención de disputar los “aparatos” locales con su contrapartida provincial y nacional. Además, buscan instalar estos nombres para competir en 2019: “Los candidatos van a competir en las elecciones y luego asumirán sus bancas, es la única forma de que puedan aspirar a entrar en la carrera por la intendencia”, afirman en el oficialismo.

 

Fuente:dib.com.ar

Comments

comments