Moreno defendió su gestión como Secretario de Comercio Interior

El ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, defendió su gestión durante las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, al tiempo que responsabilizó a Graciela Bevaqcua, que se desempeñó hasta enero de 2007 como directora de Precios de Consumo del INDEC, por haber distorsionados los indicadores en el organismo.
Ante el juez federal Rodolfo Canicoba Corral, Moreno recordó que fue designado en Comercio Interior por el ex presidente Néstor Kirchner “en la semana santa de 2006”, con la misión de organizar la “descordinación de decisiones empresariales” que afectaban al mercado de consumo.

Por entonces, el INDEC dependía de la Secretaría de Política Económica del Ministerio de Economía y Moreno, desde Comercio Interior, no tenía formalmente ninguna ingerencia en el organismo estadístico.

Bevacqua fue desplazada del INDEC y en su lugar asumió Beatriz Paglieri, vinculada a Moreno. En diciembre de 2015, Bevacqua se reincorporó al INDEC con la dirección de Jorge Todesca, quien meses después la despidió del organismo.

Moreno explicó que en el rubro de los carniceros “la información que devenía del mercado contrastaba con la información del INDEC… el mercado informaba determinadas situaciones y el INDEC, otras”.

A modo de ejemplo, recordó la firma de un acuerdo con “el sector de la educación privada” para mantener el precio de las cuotas, que se desarrolló con “un estricto cumplimiento” por parte de los dueños de los colegios pero “sin embargo las cifras publicadas por el INDEC diferían sustantivamente”.

“Bevaqcua me explicó que las escuelas podían tener razón en el cumplimiento del acuerdo pero que ella también podía tener razón y se refirió a cuestiones metodológicas”, describió.

El caso emblemático de esa situación ocurrió -según Moreno- en la primavera de 2006, cuando la Secretaría de Comercio Interior “consensuó con el mercado que se iba a ofertar al público múltiples productos a un precio muy similar al año anterior, de tal manera que el impacto en la población en el rubro vestimenta por cambio de temporada se viera disminuido”.

Los productores de indumentaria enviaron muestras de los productos bajo acuerdo, entre ellos corpiños, ante lo cual Moreno dijo haberle preguntado a Bevaqcua: “estos son los que se van a vender al público el mes que viene, ¿cuál de estos es el que medís?”.

Moreno explicó que había 105 modelos diferentes de corpiños y, ante su pregunta, “Bevaqcua manifestó que no sabía”.

El ex funcionario está acusado de “haber instigado indebidamente mediante exigencias verbales y por escrito en forma directa y por interpósita persona en abuso de las funciones públicas que le fueran asignadas a funcionarios del INDEC, a la realización de cambios metodológicos y a la entrega ilegítima de datos primarios secretos”.

“Tales conductas se desplegaron al menos durante 2006 y 2007 e importaron la violación del secreto estadístico y la confidencialidad de los datos correspondientes a la información estadística contenida en los formularios de encuestas”, resume la imputación.

Moreno negó haber influido en los funcionarios del área para “dibujar” los índices que emanaban del INDEC.
En las recientes Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), Moreno se presentó como precandidato a diputado por el sublema “Honestidad y Coraje”, que finalmente perdió frente al encabezado por Daniel Filmus.

En el cuarto puesto de la lista de Moreno se ubicaba Rubén Zampino, señalado por los gremialistas de ATE INDEC como uno de los principales integrantes del grupo de alegados al ex secretario dentro del organismo.

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)

Comments

comments