El Gobierno de La Pampa volvió a reclamar obras hídricas

El Gobierno de La Pampa reclamó al ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, las “obras necesarias” para evitar los “desastres” provocados por las inundaciones, que en la provincia comprenden 2 millones de hectáreas y representan pérdidas por 2.000 millones de pesos.

Así lo señaló el subsecretario de Asuntos Agrarios, Alexis Benini, quien agregó que el tema de las inundaciones “hay una necesidad de tratarlo a nivel cuenca porque es un problema que recibimos del sur de Córdoba y lo trasladamos a Buenos Aires”.

El funcionario anticipó que “ante este panorama elaboramos una nota al ministro Ricardo Buryaile para que se hagan las obras necesarias y estos desastres no sigan ocurriendo”.

En el escrito reclama “las obras pertinentes para canalizar los excedentes hídricos de la Región Pampeana hacia el mar” y que “afectan 2 millones de hectáreas y generan pérdidas de 2 mil millones de pesos a La Pampa”.

Al respecto, el ministro de la Producción de La Pampa, Ricardo Moralejo, afirmó ante los referentes de la Mesa Provincial Agropecuaria que extenderán la emergencia por 6 meses más y, al igual que Benini, demandó obras al gobierno nacional “para evitar que se repita este desastre”.

De la Mesa Provincial de Emergencia Agropecuaria participaron funcionarios de la cartera conducida por Moralejo, productores y el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel, quien trazó un panorama crítico para el norte pampeano.

“Hay 2 millones de hectáreas afectadas como dijo el ministro y la zona más afectada es la del noreste, la más productiva de la provincia, donde debía hacerse la obra de los daneses”, resaltó Schlegel.

Por su parte, la localidad de Rancul, ubicada en el norte de la provincia, seguirá hasta mañana aislada por las lluvias caídas durante el fin de semana, tras disponerse el cierre transitorio de la ruta rural alternativa a la ruta 188, en obras desde hace cinco meses.

Así lo indicó a DyN un efectivo de la policía provincial en Rancul, que remarcó que seguirá cortada “para todo tránsito la ruta alternativa de tierra” que pasa por el pueblo, una vía de circulación habitual de autos y camiones que no pueden utilizar desde hace cinco meses la 188, actualmente con obras viales.

“Hoy esta vía está cerrada y esperemos que mañana o pasado puedan pasar nuevamente los autos, y recién se prevé que los vehículos pesados puedan pasar el viernes”, expresó personal policial desde esta localidad en el norte pampeano.

En el norte de La Pampa, las lluvias registradas en el arranque del 2017 motivaron la realización de obras sobre la ruta 188, motivo por el cual desde abril se trazó un camino de tierra alternativo que pasa por esta ciudad pampeana.

Ahora, al disponer su corte, un viaje de casi 100 kilómetros entre la localidad pampeana para unir Realicó con la de Nueva Galia, en San Luis, debe casi duplicarse al tener que dar un rodeo por rutas del sur de la provincia de Córdoba, extendiendo así este recorrido en al menos una hora y media a dos horas.

Según se informó oficialmente desde La Pampa, en la proximidad de la localidad de General Pico, la ruta provincial 101 está habilitada pero se pide transitarla con suma precaución a una velocidad máxima de 20 km/h.
También en el cruce de las rutas 7, con la 10, próxima a Villa Mirasol, se solicita transitar con precaución, ya que hay sectores de estos caminos con mucha agua sobre la cinta asfáltica.

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)

Comments

comments