Debido a la crisis lechera, tamberos reconocieron un punto muerto en la actividad

Tamberos de las principales cuencas lácteas de la Argentina reconocieron que la crisis lechera dejó “en un punto muerto” a la actividad y con dificultades tales como la falta de financiamiento, endeudamiento, caída de los rodeos y pérdida de establecimientos de producción.

Estos fueron los conceptos centrales expuestos por directivos de las principales entidades ruralistas vinculados a la actividad lechera, reunidos en Rosario, donde destacaron la oportunidad que ofrece la convocatoria lanzada por el presidente Mauricio Macri, para reunirse en la segunda quincena de noviembre en una Mesa Lechera Nacional.

En este sentido, Gustavo Vionnet, de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (CARSFE), consignó que a futuro se debe “estudiar la demanda, generar nuevos mercados y ordenar la cadena con un plan de negocios que pueda contener la oferta, mientras hoy seguimos en materia productiva en retroceso, esto también en el número de vacas y productores”.

Pese a ello, Vionnet consignó que el sector es “optimista” respecto de la convocatoria realizada oportunamente por el presidente Macri, a quien se le presentará un trabajo en conjunto que la lechería está realizando con el Ministerio de Agroindustria.

El ruralista santafesino ponderó la decisión de la Casa Rosada de poner “como uno de los temas centrales a la lechería” en la temática agroindustrial y consignó que los tamberos “esperan que el nuevo ministro (Luis Miguel Etchevehere, que asumiría a fin de mes) y su equipo lo tomen con la misma intención”.

También del encuentro en Rosario de la Mesa Lechera Interprovincial participó, entre otros, el vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, quien en declaraciones periodísticas explicó que los tambos “con urgencia necesitamos ir hoy en salvataje de una lechería que viene desplomándose en los últimos años”.

Allí, Chemes consignó que el sector reclama una mayor “institucionalización del mercado lácteo: con precios de referencia que le den previsibilidad a la producción, donde sin consenso es difícil que el sector crezca, con riesgo de que caigan más tambos y pérdida de producción”.

Para el directivo confederado, “tras la crisis, la lechería está hoy en un punto muerto, y con muchos productores que están analizando hoy si continúan o no en la actividad”, y por ello reclama “medidas de salvataje a corto y mediano plazo”.

En el encuentro realizado en Rosario, las asociaciones ruralistas definieron aquellos conceptos que llevarán a la Mesa Sectorial Lechera que viene coparticipando con Agroindustria, con el objeto de definir allí un plan para presentarle a Mauricio Macri, en un encuentro que se concretaría en la Casa Rosada en la segunda quincena de noviembre.

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)

Comments

comments