Desde Nación envía una señal a los productores del Alto Valle

Funcionarios viajaron hasta General Roca para encontrarse con los chacareros federados y empresarios. El trabajo que se realizará.

Representantes del Ministerio de Agroindustria de la Nación dieron comienzo al relevamiento frutícola 2017, en el marco del trabajo conjunto de la Mesa Sectorial de Peras y Manzanas. El mismo se originó en la necesidad expresada por la Federación de Productores y por la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI) de contar con información actual y confiable sobre la situación del sector. Como informó Letra P, la relación de la Casa Rosada con los chacareros no siempre fue buena y alcanzó su pico máximo de tensión cuando el vicejefe de Gabinete, Gustavo Lopetegui, criticó la metodología de trabajo que se realiza en el Alto Valle.

“Tiene que haber una gran reconversión de plantas, se han quedado produciendo fruta que no es la que hoy pide el mercado”, dijo Lopetegui, en diálogo con Letra P, en el marco de la exposición Rural de Palermo de este año.

Luego del cortocircuito, representantes de Agroindustria trabajaron en la digitalización de la información productiva, y desarrolló una aplicación digital especial para esta tarea. Se mantuvieron distintas reuniones para consensuar las preguntas a efectuar; en ello trabajaron en forma activa y conjunta representantes del gobierno de Río Negro, de Neuquén, el INTA, el SENASA, el Consorcio de Riego de General Roca, Federación de Productores y CAFI.

“Durante muchos años no sólo con la fruticultura sino con toda la economía no teníamos un diagnóstico porque se falseaban las estadísticas o se dejaban de recoger datos”, celebró el diputado nacional Sergio Wisky. Y agregó: “En estos dos primeros años atendimos situaciones urgentes y ahora tenemos que dar un salto de calidad. Esta información nos va a servir para tomar mejores decisiones, para que las políticas sectoriales lleguen a los lugares y a las personas que más las necesitan”.

En función de las necesidades mencionadas se incorporaron preguntas de índole productiva, social, económica. El objetivo fue analizar características estructurales y entender las relaciones comerciales y asociativas del sector. Se llevaron a cabo tres pruebas a campo para evaluar el funcionamiento de la aplicación y detalles del operacionales del monitoreo. Los relevadores comenzaron esta semana con dos capacitaciones y luego iniciarán el trabajo.

Durante la presentación llevada a cabo en la sede del SENASA, de General Roca, también se anunció que a partir de un trabajo conjunto entre las carteras nacionales de Agroindustria y de Desarrollo Social se incorporará a productores frutícolas a un programa de apoyo a la agricultura familiar. El ojetivo apunta a los pequeños productores más vulnerables del Alto Valle, que formarán parte de pequeños grupos de capacitación donde se trabajará para instrumentar mejoras necesarias orientadas a incrementar sus capacidades.

Esta iniciativa se enmarca en un trabajo más amplio que tiene en cuenta diversas herramientas como créditos para productores con dificultades de acceso al financiamiento, que se brindarán a través del Fondo Nacional de Agroindustria (FONDAGRO).

 

Fuente: LetraP

Comments

comments