Presidente de Wines of Argentina celebró la decisión del Gobierno de dar marchar atrás con impuesto al vino

El presidente de Wines of Argentina, Alberto Arizu, ponderó hoy la decisión de la administración de Mauricio Macri de dar marcha atrás al impuesto interno al vino y consideró que esto beneficia a un sector donde el 60 por ciento de los viñedos está en manos de pequeños productores.

“Nos parece muy atinado porque hubiese perjudicado a miles de pequeños productores”, expresó Arizu durante la exposición Aliment.AR, que tiene lugar en Tecnópolis.

Agregó que la vitivinicultura forma parte de una industria “totalmente desconcentrada”, donde “más del 60 por ciento de los viñedos está en manos de propietarios de entre 8 y 10 hectáreas”.

“La actividad emplea a más de 150 mil personas de manera directa y más de medio millón si contamos los puestos indirectos”, explicó Arizu.

“Durante muchos años, la Argentina estuvo cerrada al mundo con una oferta exportable limitada. Sin embargo esta industria, desde su tecnificación a mediados de la década del 90, salió a competir internacionalmente e impuso al Malbec como una de las cepas más reconocidas del planeta. En unos 20 años, el sector aumentó sus exportaciones desde los 20 millones a los 1000 millones de dólares anuales”, resaltó Arizu.

Sin embargo, el titular de Wines of Argentina aseguró que las exportaciones vitivinícolas tuvieron una tendencia creciente hasta 2012, que luego cayeron en 2015 por una economía cerrada, una alta inflación que distorsionó los costos en dólares y unas retenciones del 5% que afectaron la rentabilidad.

“Argentina principalmente perdió segmentos de mercados, donde está por debajo de 20 dólares la caja y se comercializa a mayor volumen. En ese rubro todavía tenemos rentabilidad negativa”, explicó Arizu.

Fuente: Agencia Diarios y Noticias (DyN)

Comments

comments