La familia de Rafael Nahuel se constituyó como querellante de la causa

Los padres de Rafael Nahuel, el joven muerto de un disparo sábado durante un procedimiento del grupo Albatros de la Prefectura Naval en Villa Mascardi, se constituyeron como querellantes en la causa que investiga el homicidio y que tramita el juez federal de Bariloche, Gustavo Villanueva.
Así lo informó la abogada Natalia Araya, que representará junto a Julieta Wallace (del grupo de Abogados por los Derechos de Igualdad) a Graciela Salvo y Alejandro Nahuel, los padres de Rafael, en la causa.
“Nos constituimos como querellantes, solicitamos como medida que se realice la inspección ocular y el rastrillaje y el levantamiento de rastros de manera urgente”, explicó Araya en declaraciones al diario Río Negro.
Se espera que este viernes presenten una perito de parte para que participe de las peritaciones pendientes en el lugar donde mataron a Rafael, en el predio ocupado por la comunidad Lafken Winkul Mapu.
Parques Nacionales denunció en la fiscalía federal de Bariloche la usurpación del predio, que está ubicado en Villa Mascardi, distante a unos 30 kilómetros de Bariloche.
El juez dispuso el secreto de sumario, lo que bloquea el acceso al expediente a la querella como a la abogada Sonia Ivanoff, que defiende a Lautaro Alejandro González y Fausto Jones Huala.
Los jóvenes fueron detenidos el sábado cuando trasladaron el cuerpo moribundo de Rafael, que había recibido un proyectil calibre 9 milímetros como los que usa la Prefectura, según determinó la autopsia.
El juez hizo lugar al pedido de excarcelación que había planteado la defensa.
González y Jones Huala recuperaron la libertad el miércoles por la anoche, pero siguen vinculados a la causa penal que investiga el homicidio de Rafael.
Ivanoff explicó que el juez todavía tiene plazo para resolver la situación procesal de los jóvenes mapuches, que fueron indagados el domingo por el magistrado.
Fueron imputados por el delito de usurpación y homicidio durante un enfrentamiento.
La defensora particular aseguró que un proyectil calibre 9 milímetros provocó la muerte de Rafael y que los jóvenes mapuches no estaban con armas de fuego.
Destacó que la peritación que personal del gabinete de Criminalística de la Policía de Río Negro que hizo la peritaciones no detectó restos de pólvora en las manos de González y Jones Huala, en tanto que falta otro estudio más detallado.
Ivanoff dijo que no saben si el juez indagó a los albatros que atacaron a los jóvenes mapuches el sábado.
También aseveró que Jones Huala levantó una vaina de una bala de plomo en el lugar del hecho y que cuando declaró ante el juez señaló que con ese tipo de proyectil mataron a Rafael.
Asimismo, explicó que fundamentaron el pedido de excarcelación en que no hay riesgo de fuga ni de entorpecimiento de la investigación, aunque el juez ordenó el pago de una fianza de 10 mil pesos respectivamente para acceder a la excarcelación.
Desde la defensa de los imputados indicaron que deberán presentarse una vez por semana en la delegación local de la Policía Federal y no pueden acercarse a menos de 500 metros del lugar de la ocupación.

 

Fuente: Noticias Argentinas

Comments

comments