La gestión de Mauricio Macri y los gobernadores de 22 jurisdicciones acordaron en noviembre de 2017 revaluar las propiedades urbanas y rurales para acercar el valor fiscal al precio de mercado, lo que generará un fuerte aumento de la presión tributaria.

La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, había aplicado por ejemplo un revalúo a principios de este año que llevó las boletas de cientos de miles de propietarios a aumentar 948%, casi 10 veces.

Ahora, esa misma situación deberán afrontar contribuyentes de otras partes de la Argentina por el avance de los Estados nacional y provincial sobre el sector privado para aumentar la recaudación fiscal.

Fuente: NA