La menor, que había sido secuestrada cuando salía del colegio en el barrio porteño de Flores, fue encontrada muerta esta madrugada en el asiento trasero de un auto en la localidad bonaerense de Ituzaingó, hecho por el que dos hombres fueron detenidos.

La víctima fue identificada como Xiomara Méndez Morales, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado maniatado, con un cinturón a la altura del cuello y la boca tapada con cinta de embalar.

Fuentes policiales informaron que a pesar de que todavía se espera el resultado definitivo de los estudios forenses, las primeras hipótesis indicarían que murió por asfixia.

En horas de la tarde del martes, la familia de la víctima había recibido un llamado extorsivo y, de acuerdo con las primeras versiones, concretaron un pago de 30.000 pesos.

Fuente: NA