Gran cantidad de efectivos policiales podían observarse en las calles céntricas este miércoles, con retenes que realizan una “selección” de personas y vehículos que puedan ingresar a las zonas vedadas.

La gente que se desplaza a pie es interceptada e interrogada respecto a los motivos que determinan su presencia en el lugar, mientras que los vehículos son directamente desviados por calles aledañas.

Los efectivos policiales solicitan a quienes pretenden ingresar a algunos lugares sus documentos de identidad y, en ocasiones, son acompañados por un agente federal hasta el lugar a donde se dirigen.

Fuente: NA