La tarifa de luz subirá 55% escalonado a lo largo del año próximo, un ajuste que comenzará a aplicarse en cuatro etapas desde febrero, mientras el gas tendrá un aumento de 35% desde abril.

Esos incrementos para el año próximo se sumarán a los anunciados por el Gobierno para pasajes de trenes, colectivos y subtes.

La suba en la tarifa eléctrica para el AMBA consistirá en una cuota del 26% en febrero, otra de 14% en marzo, mientras en mayo y agosto será de 4%.

Según dejaron trascender fuentes de Energía, para el interior del país la actualización estará vinculada con el Valor Agregado de Distribución (VAD) provincial.

Además, está estipulado un ajuste del 35% en el cuadro tarifario de gas desde abril próximo.

En octubre, durante el Coloquio de IDEA, el secretario de Energía, Javier Iguacel, había sostenido que entre ese mes y fines de 2018 no iba a haber más incrementos en las tarifas de gas y luz, mientras había subrayado que su gestión esperaba que en 2019 las subas en esos servicios no superaran a la inflación.

Así, el funcionario había enfatizado: «Esperamos que a partir de la tarifa plana y del nuevo sistema de precios y competencia, tengamos incrementos que no sean superiores a la inflación».

Fuente: NA