La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró este lunes que los extranjeros que ingresen al país deben aceptar las leyes vigentes y que el Gobierno intentará establecer una ley para la rápida expulsión aquellos que cometan delitos.

“El objetivo es que todo aquel que se radique en la Argentina lo haga con el objetivo de colaboración, de sentar su familia y sus bases, pero que no venga a delinquir”, manifestó Bullrich en declaraciones a radio Mitre.

“Este es un proceso que comenzó con el dictado de un decreto por parte del presidente de la Nación (Mauricio Macri) hace ya dos años. Ahora lo encabeza migraciones, y nosotros (el ministerio de Seguridad) somos la fuerza de apoyo”, añadió.

La ministra detalló que, en tema drogas ilegales, en los últimos tiempos aumentó la cantidad de delitos cometidos por extranjeros llegando al 20 por ciento de las personas que están detenidas, condenadas o procesadas.

Fuente: NA