El Gobierno garantizó la normal distribución de vacunas contra la fiebre amarilla y habilitó nuevos centros de vacunación en la Ciudad de Buenos Aires frente a la creciente demanda de turistas que viajan en esta temporada de vacaciones a diferentes destinos donde existe posibilidad de infección, informó la Secretaría de Salud de la Nación.

La Secretaría recordó la importancia de que la vacuna solo sea recibida por personas que viajen a zonas de riesgo o a países que exijan ese requisito sanitario. Puntualizó, además, que deben aplicársela al menos 10 días antes de la fecha de partida y que una sola dosis resulta suficiente para toda la vida.

La Secretaría de Salud incorporó a la red de vacunatorios de todo el país los centros Stamboulian, Previvax y Vacunar, donde sólo se deberá abonar el costo de la aplicación, ya que la cartera sanitaria provee los insumos.

Fuente: NA