El Indec difundirá este martes el resultado del Intercambio Comercial de 2018, que hasta noviembre pasado, y a pesar de la devaluación de mediados de año, arrojaba un déficit de US$ 5.200 millones.
Gran parte de este resultado se debió a la fuerte sequía de comienzos de 2017 que hizo perder alrededor de US$ 8.000 millones de exportaciones de soja y sus derivados.
Recién en noviembre, las ventas al exterior volvieron a crecer a nivel interanual, a una tasa de dos dígitos, del 14%, algo que no sucedía desde marzo, cuando se terminó la venta de la cosecha fina.
Por contrapartida, las importaciones, que hasta abril crecían al 21%, comenzaron a declinar paulatinamente y a fines del 2018 estaban ligeramente por debajo de las del 2017.
El ministro de Producción, Dante Sica, manifestó el objetivo del Gobierno de que Argentina “logre exportaciones por US$ 300.000 millones”, desde los US$ 70.000 millones actuales y, para eso, “habrá que recuperar a las pymes” que vuelcan su producción al exterior.
Sica hizo estas declaraciones a fines del año pasado ante un millar de empresarios, en oportunidad e presentar la Ventanilla Única de Comercio Exterior.
Ante el auditorio, Sica reconoció que “suena a mucho” esa pauta de crecimiento pero “puede ser un objetivo de base sobre el cual tenemos que trabajar”.
Recordó que el país “llegó a tener casi 15.000 empresas exportadoras, que en los últimos años perdimos” y que hoy rondan las 10.000.
Fuente: Télam