El fiscal de juicio Abel Córdoba pidió la detención de Martín Báez, hijo del empresario Lázaro, por violar un embargo e inhibición judicial en el marco de la causa conocida como la “ruta del dinero k”, por la cual lograron fugar cinco millones y medio de dólares de cuentas en el exterior.
El pedido del fiscal se produjo al conocer información clave aportada por la Unidad de Información Financiera (UIF) y mientras estaba en curso el juicio contra Báez y sus cuatro hijos, y otros más de veinte acusados en la causa.

En tanto, el Tribunal Oral Federal 4 intimó este mediodía a Martín Báez a que se presente antes de finalizar la audiencia del juicio que se lleva adelante por la denominada causa de la “ruta del dinero k”, caso contrario dispondrá su detención.

Báez se mostró ausente en la sala del juicio donde se reanudó el debate, por lo que l presidente del tribunal, Guillermo Costabel, intimó a través de uno de sus abogados a que se presente o será detenido.

Sobre Martín Báez pesaba un embargo de 10.500.000.000 millones de pesos pese a lo cual continuó “con la articulación y ejecución remota de complejas y millonarias maniobras” según la fiscalía.

Todo se originó a partir del informe otorgado por la UIF en el que detectó que había 3.050.918 de euros en la cuenta del Banco CBH LTD de Bahamas, fondos que ya fueron bloqueados.

La cuenta bancaria correspondería a firma EASTERN SHORELINE LIMITED cuyos beneficiarios finales serían los acusados Martín, Luciana, Leandro y Melina Báez, y ese dinero provenía de cuentas de la firma KINSKI SA.

Fuente: NA