Las exportaciones lácteas aumentaron 38,2% en volumen durante 2018 respecto del año anterior, informó la Secretaría de Agroindustria.

Según el estudio oficial, las ventas al exterior pasaron de 243.500 toneladas en 2017 a 334.400 toneladas el año pasado, por u$s1.008 millones a 69 destinos de todo el mundo.

De acuerdo con los datos relevados por la Dirección Nacional Láctea, en cuanto al ingreso de divisas, se registró un incremento cercano al 30%, al considerar los 776 millones de dólares facturados en 2017.

Al respecto, el secretario de Agroindustria, Luis Etchevehere, puntualizó que “las exportaciones son el camino para una lechería ordenada que tenga previsibilidad”.

“Este crecimiento está confirmando que más allá de la coyuntura de precios o climática, la leche tiene una política pública de transparencia, ordenamiento y protagonismo de los mercados”, dijo.

Las ventas al exterior se canalizaron a 69 países en todo el mundo donde se destacan por su participación: Brasil, Argelia, China, Rusia y China.

Entre los principales productos comercializados se encuentran: leche en polvo entera (40%), suero (18%), quesos (17%), leche en polvo descremada (7%) y leches con fórmulas infantiles (6%).

El crecimiento se explica por una recuperación de la remisión de leche a nivel nacional, tal como lo demuestran los registros oficiales obtenidos a través del Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (SIGLeA).

En 2018 se alcanzó una producción de 10.527 millones de litros de leche, lo que representó un alza del 4,3% en relación a los 10.097 millones producidos en el 2017.

“De esta forma se consolidó un crecimiento tanto de la producción a nivel nacional como de la participación de las exportaciones en relación al total elaborado, que aumentó del 16 al 22%”, indicó el relevamiento oficial.

Fuente: NA