El presidente de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), Angel Leotta consideró que los anuncios realizados en la víspera por el presidente Mauricio Macri para las Pymes de las economías regionales no son todo lo esperado por la vitivinicultura.

Macri adelantó que habrá una agenda productiva y anunció que se determinó subir el mínimo no imponible (MNI) a partir del cual se empiezan a pagar cargas patronales en las Pymes de las economías regionales.

“La reducción de las cargas laborales ayuda pero no es todo lo esperado por el sector vitivinícola. Requerimos de otras medidas del gobierno nacional como la quita de retenciones y el aumento de reintegros para salir a exportar y sacar a la industria del estado recesivo actual”, manifestó Leotta.

A su vez, el dirigente mendocino mencionó la problemática del sobrestock vínico de unos 300 millones de litros que complica el inicio de la cosecha.

Otro mendocino, el titular de Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, el primer presidente de la entidad que proviene de las economías regionales y no de la pampa húmeda también manifestó su descontento por las medidas, en un comunicado.

“No podemos catalogar de malos los anuncios. En principio, es una medida buena, ya que apunta a descomprimir la presión impositiva del sector al subir el mínimo no imponible para 44 actividades. Sin dudas, es mucho mejor que la medida de la vuelta a las retenciones, que fue un retroceso. Pero creo que con esto no alcanza para atender las muchas necesidades de los productores más pequeños”, sostuvo.

Fuente: NA