La canasta básica total (CBT), que determina la línea de pobreza, y la canasta básica alimentaria (CBA), que establece la de indigencia, registraron en enero pasado un aumento del 3,7% con relación a diciembre de 2018, según reportó este jueves el INDEC.

Con respecto a enero del año pasado, ambas experimentaron una suba del 55,8%, mientras que la inflación ascendió a 49,3% (medición interanual).

De este modo, una familia tipo, compuesta por cuatro integrantes (un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años) necesitó el mes pasado

26.442,92 pesos para no ser pobre y $10.577,16 para no caer por debajo de la línea de indigencia.

Para un solo individuo, la canasta básica alimentaria fue de $3.423,03 en enero pasado, y la total, de 8.557,58, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

Fuente: NA