La Unión Docentes Argentinos (UDA) se declaró este martes en “estado de alerta, movilización y sesión permanente”, y advirtió que podría convocar a un paro nacional, en rechazo al “techo del 23% de aumento salarial que se pretende imponer” desde la Nación y las provincias.

El sindicato solicitó la inclusión de una cláusula gatillo en las negociaciones paritarias y reclamó que se adelante la cuota correspondiente a junio, que llevará el salario mínimo inicial a 15.000 pesos.

El secretario general de UDA, Sergio Romero, sostuvo que los salarios docentes “se encuentran por debajo de la línea de pobreza, y el Estado Nacional debe aumentar las sumas que son abonadas en concepto de Fondo de Incentivo Docente y material didáctico”.

En un comunicado, señaló además que existe una “crisis de infraestructura global que impide desarrollar las tareas en las mínimas condiciones requeridas, poniendo en riesgo la salubridad de docentes y alumnos”.

Fuente: NA