Un mega operativo contra el trabajo no registrado realizado en las estaciones de trenes de Constitución y Once registró un altísimo porcentaje de informalidad en pizzerías, sandwicherías y locales de panificación.

Las inspecciones desarrolladas durante martes y jueves pasado en los pasillos y andenes de las terminales ferroviarias detectaron también fuertes irregularidades en las sociedades comerciales.

Según el informe oficial, el 85% de los trabajadores de los puestos de venta están en negro sin ningún tipo de beneficios de seguridad social.

En total fueron relevados unos 350 trabajadores que al momento de las inspecciones estaban a cargo de los distintos emprendimientos comerciales instalados en las estaciones de trenes porteñas.

Las acciones fueron coordinadas por Emiliano Re, del área de Fiscalización del ministerio de Producción y Trabajo, a orden del Secretario de Trabajo, Lucas Fernández Aparicio, junto con el Sindicato de Pasteleros.

También participaron del operativo los inspectores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) e integrantes de la entidad gremial impulsora de las denuncias.

Marcelo Gasso, secretario de Organización Gremial de Pasteleros y que formó parte de las tareas de inspección, destacó la necesidad de avanzar en «forma urgente» en la regularización de los empleados para «llevar las garantías de seguridad social que todo trabajador en actividad debe tener».