El Gobierno solicitó al Fondo Monetario Internacional (FMI) un «waiver» que debería ser aprobado por el organismo en la reunión que se desarrollará el viernes en Washington.

Equivale a un permiso para incumplir una cláusula preventiva que se estableció en el contrato de préstamo rubricado entre el Fondo y la gestión Cambiemos el año pasado, al aprobarse un crédito por 56.300 millones de dólares.

Así surge del detalle de la agenda a tratar por el directorio ejecutivo del organismo el viernes en la reunión en la que evaluarán la tercera revisión del préstamo a la Argentina, según publicó el diario El Cronista.

Voceros del Ministerio de Hacienda, que conduce Nicolás Dujovne, minimizaron el tema y señalaron que sólo «se trata de un tecnicismo» por algo que «no se cumplió un día».

Fuente: NA