Los despidos y suspensiones registrados en el primer trimestre del año superaron en 5.814 casos a los de 2018, lo cual representa un incremento de 41%, según un informe privado.

El estudio sostuvo que ello fue «motorizado» por el sector de la industria, al sumar el 77% de los casos, y el de servicios, al constituir el 21% del total.

En el período comprendido entre enero y marzo, los despidos y suspensiones ascendieron a 19.882 casos, «una cantidad sensiblemente mayor a la del mismo período del año anterior», cuando la cifra era de 14.068, subrayó el trabajo difundido por el Centro de Economía Política (CEPA).

Así, si se realiza la comparación entre los datos del primer trimestre de 2018 con los de 2019, la diferencia es de 5.814 casos, hecho que significa un aumento de 41%.

En los primeros tres meses del año, la cantidad total de despidos llegó a 19.882, mientras que correspondieron sólo 125 al empleo público y unos 19.757 al segmento privado.

«Estos datos implican un promedio de 6.627 despidos y suspensiones mensuales, más que el promedio de 2018 que alcanzó los 5.800 casos por mes», calculó.

Fuente: NA