El presidente Mauricio Macri se mostró esta mañana «muy conmovido» por el ataque que sufrió el diputado radical Héctor Olivares y aseguró que el Gobierno va «a ir hasta las últimas consecuencias para entender lo que pasó y para encontrar a los culpables».

En un breve mensaje grabado en el Salón Blanco de la Casa Rosada, el mandatario explicó que «ya está trabajando la Policía de la Ciudad, con (el vicejefe de Gobierno porteño) Diego Santilli a la cabeza, y la Policía Federal, con la ministra (de Seguridad) Patricia Bullrich».

Además, el jefe de Estado contó que se comunicó con la familia de Olivares, a quien calificó como «una gran persona, un hombre muy trabajador y preocupado por el país».

Fuente: NA