El presidente de la Nación, Mauricio Macri inauguró este viernes, junto al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, el Viaducto Mitre, que elevará las vías del ferrocarril a lo largo de 3,9 kilómetros y permitirá que los vecinos «ahorren hasta unos 20 minutos de viaje diarios».  «Tengo una enorme alegría de estar acá compartiendo todos juntos con este gran equipo. Es un día histórico. Cien años pasaron desde la última vez que se hizo un viaducto en la Ciudad de Buenos Aires. Es mucho tiempo», afirmó el mandatario. Después de referirse a la estación Belgrano C del Ferrocarril General Mitre como «traída del futuro», el jefe de Estado contó que la idea de comenzar con la obra había surgido en 2013, pero que en ese momento «había muchas trabas».

«Para empezar, no podíamos coordinar muy bien entre el Gobierno de la Ciudad y el nacional. Pero nuestro entusiasmo era potente», opinó en alusión a la gestión anterior mientras él era jefe de Gobierno. «Lo importante de esto es entender que esto es parte de una de las bases de la Argentina del futuro, que es la revolución de los trenes, que tiene que ver con aquel ciudadano que quiere estudiar, trabajar o capacitarse, y si no se puede trasladar no hay futuro», agregó.

La obra demandó tres años de trabajos. Se extenderá a lo largo de 3,9 kilómetros desde avenida Dorrego hasta avenida Congreso, recorriendo los barrios de Núñez, Belgrano y Palermo, y posibilitará que los vecinos que se movilicen en auto o en colectivo ahorren hasta 24 minutos de viaje por hora. Además, eliminará las barreras de Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe, y abrirá las calles Echeverría, Roosevelt, Virrey del Pino y José Hernández.

Fuente: NA