La actividad industrial registró en abril una fuerte baja del 8,6% en comparación con igual mes del año pasado y acumuló en primer cuatrimestre una contracción del 9%, según un informe de la UIA difundido hoy, en el cual consignó que en marzo se perdieron más de 6.000 puestos de trabajo en el rubro.

En la medición desestacionalizada, se registró una recuperación del 5% respecto a la fuerte caída del mes anterior (6% en marzo) por impulso de la molienda de soja, agregó la central fabril. Las estimaciones previas «adelantan otro mes de caída en la producción industrial, aunque relativamente más moderada que en marzo y abril», aseguró la UIA. «El panorama complejo que transita el sector industrial también se ve afectado por el cambio en las perspectivas de crecimiento del principal socio comercial de Argentina», explicó la UIA en su estudio.

Agregó que «el sostenimiento de las altas tasas de interés para contener el mercado cambiario sigue impactando en la caída del crédito y en los niveles de inversión y consumo». En abril, todos los rubros industriales presentaron caídas interanuales en sus niveles de producción y entre los más afectados se encuentran el automotriz (33,9%), la industria textil (17,9%), la producción de minerales no metálicos (12,5%), metales básicos (7,5%) y metalmecánica (5,9%).

Otros sectores que cayeron, pero en menor magnitud, fueron edición e impresión (3,8%), papel y cartón (0,1%) y alimentos y bebidas (0,1%)

En este último caso, se destaca la suba interanual dela molienda (12%) que permitió alcanzar en toneladas los niveles previos a la sequía de 2018 y que en los próximos meses podría seguir dando impulso a la industria por el buen desempeño de la campaña agrícola, destacó la UIA. Con respecto al comercio exterior, las exportaciones de MOI no logran despegar y compensar la caída del mercado interno. En abril, se contrajeron 2,3% interanual por una caída de 3,3% en los precios y mostraron una leve suba de 1,1% en cantidades.

En su estudio, la central fabril consignó que «la continuidad de la tendencia contractiva en la industria se reflejó en la menor utilización de su capacidad instalada y en una nueva caída de la demanda de importaciones».

En abril, la utilización de la capacidad instala alcanzó el 61,6%, 6 puntos porcentuales por debajo de igual mes de 2018.

En el plano laboral, el empleo industrial en marzo (último dato disponible) registró una caída de 0,5% desestacionalizado con respecto al mes anterior (6.019 puestos de trabajo), por lo que ya son dieciséis los meses consecutivos de caída mensual.

En la comparación interanual, la caída del empleo industrial asciende a 5,8% (68.994 puestos).

Fuente: NA