Antes de participar en la Cumbre del G20, el presidente Mauricio Macri se reunió con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y ratificó que ambos países «son socios estratégicos», a la vez que destacó la apertura del mercado nipón para productos argentinos como carne, miel, langostinos y vinos.

«Venimos a ratificar que la Argentina y Japón son socios estratégicos», sostuvo el mandatario tras ser recibido por el mandatario local en el hotel Regency Hyatt de Osaka, en la previa del comienzo de la Cumbre de Líderes del G20, que se desarrollará entre viernes y sábado.

Durante la reunión, el jefe de Estado le agradeció al asiático por la apertura de productos argentinos al mercado japonés, sobre todo la carne vacuna y de cordero de la Patagonia, que «entró por primera vez después de muchos años».

«También nos gustaría abrir el mercado para arándanos y cerezas», remarcó el líder del PRO, quien se mostró confiado en que se podrá avanzar con los acuerdos y tratativas en marcha para lograrlo «lo más rápido que se pueda».

La comitiva que acompañó a Macri durante el encuentro con el líder japonés estuvo integrada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo; el sherpa argentino ante el G20, Pedro Villagra Delgado; el embajador en Japón, Alan Beraud; y la representante negociadora por el Ministerio de Hacienda ante el Canal de Finanzas del G20, Laura Jaitman.

El Presidente también aprovechó para visitar una popular cadena de supermercados de Japón que esta semana comenzó a vender carne argentina: «Nos da la oportunidad de poder exhibir algunos de los productos más destacados que tenemos. Podemos decir con alegría que en estos años con Japón hemos estrechado vínculos como nunca antes en nuestra historia. Con el primer ministro Abe nos hemos visto seis veces en tres años».

Fuente: NA