Más de 130 femicidios se produjeron en Argentina en el primer semestre de 2019, lo que redunda en una mujer asesinada cada 33 horas, mientras que en Chubut se produjo la más alta tasa de este tipo de crímenes por habitante.

Los datos corresponden a un relevamiento realizado por el Observatorio MuMaLá (Mujeres de la Matria Latinoamericana), a partir de informaciones recogidas en medios gráficos y digitales de todo el país.

El informe señala que se produjeron un total de 132 femicidios entre el primero de enero y el 30 de junio de 2019.

Chubut es la provincia con la tasa más alta de femicidios del país, con 1,97; seguida por Chaco con 1,65; Catamarca con 1,45; Formosa con 1,3; y La Pampa con 1,2.

Además, del total de femicidios, el 42 por ciento fue cometido por las parejas de las víctimas, mientras que un 26 por ciento por exparejas. Estos números, dejaron a un total de 105 niños, niñas y adolescentes sin madre.

El 16 por ciento de las víctimas había realizado denuncias previas, mientras que por el lado de los agresores el 22 por ciento se suicidó luego de haber cometido el crimen. Otro dato que arrojó el relevamiento es que el 8 por ciento de los femicidas pertenecen a las fuerzas de seguridad. Se trata del porcentaje de crímenes cada 100.000 mujeres, mujeres trans y travestis.

El observatorio llamó a que “en carácter urgente se tomen medidas concretas y efectivas para la prevención, asistencia y erradicación de las violencias contra las mujeres e identidades disidentes”.

Fuente: NA