El Gobierno oficializó este viernes el “congelamiento” del precio de los combustibles por 90 días, dada “la abrupta variación reciente del tipo de cambio y el contexto económico y social imperante”.

La decisión se formalizó por medio de un decreto de necesidad y urgencia publicado en el Boletín Oficial. “Establecer que las entregas de petróleo crudo efectuadas en el mercado local durante los 90 días corridos siguientes a la entrada en vigencia de esta medida, deberán ser facturadas y pagadas al precio convenido entre las empresas productoras y refinadoras al 9 de agosto de 2019, aplicando un tipo de cambio de referencia de $ 45,19/USD y un precio de referencia BRENT de USD 59 por barril”, según el texto oficial.

En consecuencia, la Casa Rosada dispuso que el precio tope de naftas y gasoil en todas sus calidades, comercializados por las empresas refinadoras y/o los expendedores mayoristas y/o minoristas, en todos los canales de venta, durante los 90 días corridos siguientes a la entrada en vigencia de esta medida, no podrá ser superior al precio vigente al 9 de agosto de 2019.

Fuente: NA