Los gobernadores peronistas realizaron este miércoles una cumbre en el Consejo Federal de Inversiones (CFI), donde firmaron un documento conjunto en rechazo al combo de medidas económicas que anunció el Gobierno Nacional tras las PASO, por el impacto que éstas tendrán en sus provincias, y advirtieron que recurrirán a la Justicia si no obtienen respuestas favorables a sus reclamos por parte del presidente Mauricio Macri.

Los mandatarios endurecieron la postura, se mostraron molestos por no haber sido consultados antes del anuncio de las medidas y dejaron en claro en un documento su rechazo a la reducción de Coparticipación que significarán las devoluciones y rebajas de Ganancias, Monotributo e IVA.

«Dejamos en claro que no estamos en contra de ninguna medida de Gobierno que tenga como objetivo paliar la grave situación económica», comienza el comunicado firmado por 18 gobernadores peronistas. No obstante, señalaron que las medidas se anunciaron de manera «inconsulta, unilateral y sin tener en cuenta de dónde saldrán los recursos para afrontar las mismas», lo que los «hace compartir esos costos fiscales (…) generando un despojo de nuestros recursos y colocándonos en una grave situación de desfinanciamiento».

«Con los fondos de la nación que el Gobierno haga lo que quiera; con los fondos de la provincias, no. Estamos dispuestos a ir a la justicia si no escuchan nuestros reclamos», aseguró Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta y candidato a vicepresidente de Consenso Federal en contacto con la prensa tras la reunión.

Asimismo, sostuvo que «pretender que la crisis generada va a resolverse con una de estas medidas es una ingenuidad», y señaló que lo dispuesto no soluciona las dificultades económicas de la población y agrava la situación fiscal de las provincias en un escenario donde, inevitablemente, «quieren llevar al déficit fiscal a toda la Argentina».

Previo a la cumbre, en declaraciones a la prensa, el gobernador pampeano Carlos Verna había adelantado el descontento generalizado: «Las medidas son electoralistas y debería encararlas el Gobierno Nacional con su propia coparticipación, porque cuando uno hace un aviso de campaña lo paga con su plata», había dicho.

En el comunicado, los gobernadores señalaron que van a defender «enérgicamente» los intereses de las provincias, «si es ésta actitud errática y flagerante hacia nuestros derechos no se revierte».

Fuente: DIB