El presidente Mauricio Macri se mostró esperanzado de cara a octubre y sostuvo hoy que «casi 8 millones de argentinos creen en el cambio» y que, después de las elecciones generales, «vamos a tener una segunda vuelta».

Entrevistado en el marco del seminario «Democracia & Desarrollo», organizado por el Grupo Clarín en el Malba, Macri se refirió a la derrota del oficialismo, aunque consideró que «no sucedió todavía» y que «vamos a tener una segunda vuelta».     

El presidente dijo hoy que nunca creyó «que la grieta era el camino», aunque apostó a la polarización y subrayó que «la mayoría de los votos del Frente de Todos son de Cristina Kirchner». «Es importante que en los próximos meses escuchemos su visión del momento actual y del futuro», exigió. Y agregó: «Hay algo que desde el silencio no da tranquilidad».

Macri afirmó que el Frente de Todos «no se puede hacer el distraído de los 12 años que gobernó» y que lo apoyan «todos están los gremios que quieren que cierren» las empresas áreas low cost.

El mandatario sostuvo que sigue «creyendo que mucha gente nos va a votar y que la bronca va a ser compensada» porque «está en juego lo que hemos hecho», y pidió por el debate con el peronismo de qué políticas y cómo se van a implementar.

En este punto, el presidente leyó algunos ítems de la plataforma de la principal fuerza opositora. «Yo soy el primero que quiere llegar a un acuerdo con el Frente de Todos», aseguró. Y volvió a pedirle a Alberto Fernández, el candidato más votado en las PASO, que tenga la «responsabilidad de bajar miedos».

Por otro lado, Macri descartó nuevos cambios en el gabinete e hizo algunas críticas sobre su gestión económica, al volver a sostener que en el inicio de su gestión fue «muy optimista».

«Desde abril del año pasado entramos en un proceso recesivo que ha sido muy duro», aseguró. Y agregó, en referencia a las elecciones primarias, que «donde estamos no incluye a todos los argentinos» y «no alcanza para que todos tengan la heladera llena».

En cuanto a la inflación, sostuvo que el programa que estaba llevando adelante el Ejecutivo antes de la devaluación de la semana pasada «estaba dando resultados» y adelantó que el Gobierno seguirá en esa línea.

Fuente: DIB