El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, se reunió hoy con el jefe de Estado de España, Pedro Sánchez, y luego brindó una charla en Congreso de ese país. Allí, sostuvo que Argentina tiene que «volver a volcar su mirada hacia Europa».

Fernández dio hoy pistas sobre cómo serían las relaciones internacionales de un eventual Gobierno suyo. Por un lado, sostuvo que «depender tanto de las políticas de los Estados Unidos nos ha hecho retroceder», mientras que consideró que «tenemos que volver a volcar nuestra mirada a Europa».

Las declaraciones tuvieron lugar en el Congreso español, tras la reunión en privado que mantuvo con el presidente Sánchez en el Palacio de La Moncloa, sede del Ejecutivo en Madrid.

«Siempre entramos a Europa por una puerta que se llama España. Por eso vine primero a la querida España. Me llamo Fernández, qué les voy a explicar a ustedes. Cristina también es Fernández», dijo el candidato de Todos ante los legisladores españoles, en uno de los momentos más distendidos de la charla.

En la misma línea, Fernández sostuvo que Argentina tiene que «golpear la puerta de España» para que este país le abra «las puertas del resto de Europa». «Tenemos que volver a integrar nuestros pueblos», deseó. Y agregó: «Argentina debe recuperar su relación multilateral con el mundo».

El postulante peronista señaló que «la Unión Europea avanzó en este tiempo con el Mercosur, pero un Mercosur que no está funcionando bien por los problemas políticos que hay en Brasil y Argentina».

En este pasaje, aprovechó para recordar que «en el 2005 el que más hizo para motorizar ese vínculo (el de Mercosur-UE) fue el gobierno del que yo era Jefe de Gabinete» y que las relaciones fueron reflotadas por Cristina Fernández en 2010.

«Ahora parece haber un atisbo de acuerdo. Cuando salió pareció un hecho consumado, pero tenemos dos años para ver cómo se lleva adelante esa integración. Integración que tenemos que lograr sin perjudicar a la Argentina como se la está perjudicando», aseguró Fernández.

En este punto, habló sobre la «asimetría» que existe entre los países de Latinoamérica y los de Europa. Y pidió trabajar en los «puntos que nos vinculan».

Por otro lado, sin nombrarlo, criticó al presidente Mauricio Macri. «A diferencia de quien preside hoy Argentina, yo no creo que el país esté condenado a vender materia prima. Sino que es un país que ha conocido la industria, que fabricó autos de marcas argentinas, que fabricó aviones de marca argentina. Seguimos soñando que la Argentina pueda industrializarse», agregó.

El candidato de Todos continuará mañana con su gira europea con un fugaz viaje a Portugal, en donde se reunirá con el primer ministro Antonio Costa y responsables del área económica.

Fuente: DIB