En su visita número veintiuno a la provincia de Córdoba, el presidente Mauricio Macri aseguró este jueves que el Gobierno nacional espera el desembolso de los US$ 5.400 millones del Fondo Monetario Internacional, al tiempo que aseguró que está «con todas las energías para ir al balotaje».

«Esperamos que sí porque hemos cumplido todo», se limitó a afirmar Macri al ser consultado si esperaba que el FMI girara los fondos en septiembre, como está previsto.

Tras participar de un acto junto al intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre, también habló de las elecciones de octubre y aseguró que están «con toda la energía para llegar al balotaje».

«Mi principal tarea en este momento es lograr la estabilidad económica y llevar tranquilidad. Lamentablemente, las PASO generaron una disrupción económica y alteraron todo el proceso. Estamos convencidos de que la elección no sucedió y estamos con toda la energía para ir al balotaje y continuar trabajando», agregó.

El mandatario fue recibido en el aeropuerto local por el presidente de la Legislatura y vicegobernador a cargo, Oscar González, ya que el gobernador Juan Schiaretti se encontraba con actividades en el interior de la provincia. «El gobernador está con otra agenda, pero estamos en contacto permanente con el ‘Gringo’ (apodo de gobernador provincial)», destacó, más allá que la ausencia del mandatario se lee como un gesto político hacia el peronismo.

Durante el acto de inauguración de un Núcleo de Inclusión y Desarrollo de Oportunidades (NIDO), en el que se inauguró un parque educativo en la capital provincial, los asistentes cantaron «Sí, se puede», la clásica arenga de campaña de Juntos por el Cambio. Macri respondió llevándose las manos detrás de las orejas, como «el Topo» Gigio.

Consultado sobre la relación que mantiene con el candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, el jefe de Estado aseguró que hay «diálogo abierto permanente».

«Siempre tratando de convocar a la prudencia y llevar calma. Queremos que este proceso electoral no dañe aún más a los argentinos y que tengamos estabilidad económica. Queremos que lo que pasó después de las PASO no nos afecte más, porque más dólares y más inflación le hacen mucho daño a los argentinos», amplió.

Por último, ante una pregunta sobre la complicada situación económica de los sectores más pobres, Macri reconoció que hay «mucho que mejorar», pero que se están «atendiendo todas las necesidades de la gente».

Fuente: DIB