Finalmente el Gobierno autorizó un aumento del 4% en los combustibles y desde el primer minuto de este jueves las estaciones de servicio concretaron las subas en naftas y gasoil.

El decreto de congelamiento de los combustibles del 2 de septiembre de 2019 le da la opción a la Secretaría de Energía, en la medida en que las circunstancias lo ameriten, de habilitar los incrementos.

Teniendo en cuenta que la nafta Premium se comercializa a un promedio de 50 pesos (en provincia de Buenos Aires y en el interior del país el costo del litro supera largamente ese valor), el nuevo precio desde hoy ronda los $53.

En tanto, el gasoil premium, que se vende a 48 pesos, pasó a costar alrededor de 49,9 pesos el litro.

Asimismo, la nafta súper, cuyo valor oscilaba entre los 43 y 44 pesos, ahora se comercializará entre 45 y 46 pesos el litro.

Fuente: NA