Un informe de la Auditoría General de la Nación (AGN) advirtió sobre «incumplimientos y falencias» en la compra y distribución de vacunas del Calendario Nacional por parte del entonces Ministerio de Salud de la Nación en 2016 y 2017.

En tanto, su inclusión como prueba en un amparo colectivo que tramita en la Justicia fue solicitada ayer por la ONG que motoriza esa demanda para que se obligue al Estado a cumplir con el calendario oficial de vacunas.

Al auditar el Programa de Prevención y Control de Enfermedades Inmunoprevenibles de la Secretaría de Gobierno de Salud, el organismo de control observó que durante los años 2016 y 2017 (los últimos analizados) hubo «faltantes en la distribución de diversas vacunas» que se manifestaron en «valores por debajo de las cantidades planificadas oportunamente junto a las provincias».

En rigor, el informe advierte sobre la vacuna DTA (contra la difteria y el tétanos), cuya distribución fue en esos años entre un 35% y un 45% menor a la necesaria; también sobre la anti Hepatitis A para adultos, de la que sólo se distribuyeron entre el 20% y el 22% de las dosis acordadas; y la neumocóccica 23 valente, aplicada para prevenir la neumonía en adultos, que sólo llegó al 67% de la población objetivo en el año 2016, por mencionar unos pocos ejemplos.

«Al analizar la información a nivel provincial, se puede observar que las diferencias entre la cobertura deseada y la observada se incrementan, alcanzando en determinadas provincias una cobertura menor al 50% de la población objetivo», advierte el informe de Auditoría General de la Nación.

En tanto, el secretario de Salud nacional Adolfo Rubinstein señaló esta mañana que el informe no es nuevo, y que fue cuestionado por su cartera porque «lo que la AGN midió son las compras, pero lo que hay que medir son las tasas de vacunación, es decir, lo que tiene que ver con la disponibilidad y con la distribución».

No obstante, el documento refleja además la consecuente caída en las tasas de inmunización en el país, señala a su vez el peligro que estos incumplimientos entrañan para la comunidad. «La falta de remisión por parte del Ministerio de Salud de las vacunas planificadas y los niveles de cobertura observados, representan un riesgo epidémico para la población», dice.

«El resultado de los procedimientos de auditoría realizados en el transcurso del presente trabajo y su análisis por parte del auditor evidencia incumplimientos y falencias en la gestión», concluye el proyecto Nro 121/0751 de la AGN, ahora en manos del juez Civil, Comercial y Contencioso Administrativo Federal número 4 de La Plata, Alberto Recondo.

Se trata de un expediente que tramita merced a un amparo colectivo interpuesto por Abogados por la Justicia Social La Plata, Berisso y Ensenada (Ajus LPBE), en el que ahora el magistrado deberá analizar si acepta como prueba el informe de la Auditoría General de la Nación.

Fuente: DIB