El próximo domingo se volverían a actualizar los precios de los combustibles, con un aumento que podría rondar entre el 5% y el 6%, algo que provocará que la nafta premium ya supere los 60 pesos en todo el territorio nacional.

El 1° de diciembre se debe realizar la actualización del impuesto a los combustibles líquidos y al dióxido de carbono, que había sido postergada durante los meses anteriores. Esta suba impactará poco más del 2% sobre los precios finales de las naftas y el gasoil en los surtidores de las estaciones de servicio, pero las empresas petroleras podrían sumarle algún porcentaje extra.

Según los estacioneros, pese a este aumento, el precio de los combustibles seguirá estando un 10% por debajo de la inflación. De esta manera, si se concreta la suba, le quedará al próximo Gobierno decidir cómo aplicar el porcentaje restante, postergado tanto por el contexto de volatilidad macroeconómica como para evitar su efecto en la campaña electoral.

En Capital Federal por primera vez las naftas premium superarán los 60 pesos, algo que ya ocurría en gran parte del país. En el interior la nafta Infinia, de la petrolera estatal YPF, se acercará a los 70 pesos y en algunos casos podría superar esa cifra.

«El combustible aumentó menos que muchos productos de la canasta básica de alimentos», dijo el titular de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha), Gabriel Bornoroni. Y explicó: «En lo que va del año, ha aumentado nueve veces el combustible, que en el acumulado, aumentó un 30%. Eso es menor a la inflación, por lo tanto, le queda un margen».

Fuente: DIB