Marco Lavagna, el economista elegido por Alberto Fernández para conducir el Indec a partir del 10 de diciembre, y el actual ministro de Economía, Hernán Lacunza, coincidieron en que la inflación para el próximo año rondará el 40%.

Según precisó Lavagna, existe un efecto «arrastre» que es muy grande y eso repercutirá el año próximo. «La inflación de 2019 es tan alta que hagas lo que hagas no vas a tener menos de 25 o 30 puntos de base el año que viene. Después dependerá del tipo de cambio y del proceso de reestructuración de la deuda», evaluó.

En este sentido, Lacunza dijo que teniendo en cuenta que este año cerrará con una inflación de 55%, es probable que la cifra esté en torno al 40% para 2020. «Es razonable lo que dijo Lavagna, la inflación no se para de un día para el otro», señaló a radio la Red.

En el punto que no coincidieron ambos dirigentes es en el valor del dólar. El hijo del ex candidato presidencial Roberto Lavagna evaluó además que el precio (actual de $62,50) empezó a quedar atrasado por la evaluación de precios posterior a la última gran devaluación, producida el lunes 12 de agosto luego de las elecciones primarias.

Sin embargo, Lacunza planteó: «Convalidar subas adicionales es contraproducente en términos de pobreza. No hace falta un dólar más alto. El dólar a 60 es bien competitivo».

Fuente: DIB