El presidente Alberto Fernández intervendrá la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) para avanzar en «una reestructuración de todo el sistema de inteligencia» y anticipó que los fondos reservados del organismo espía «dejarán de ser secretos» y «serán reasignados para financiar el presupuesto del Plan contra el Hambre en la Argentina».

En su discurso de asunción tras haber tomado posesión del cargo, el flamante mandatario en el Congreso subrayó que quiere una «transformación profunda» del espionaje en la Argentina.

Respecto al segundo punto, el jefe de Estado precisó que ha «decidido que sea intervenida la Agencia Federal de Inteligencia, para impulsar así una reestructuración de todo el sistema de inteligencia e información estratégica del Estado».

Fuente: NA