El presidente Alberto Fernández y el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, presentaron este viernes en Casa Rosada la Campaña de Documentación Verano 2020 que recorrerá los principales puntos turísticos para que los ciudadanos puedan tramitar el Documento Nacional de Identidad (DNI) y el pasaporte de forma rápida y sencilla.

Durante el lanzamiento, los funcionarios realizaron una recorrida por los móviles y saludaron a los trabajadores que desde el 3 de enero serán parte de esta actividad que busca acercar el derecho a la identidad a más personas como política de inclusión social.

La campaña, que depende del Registro Nacional de las Personas (Renaper), este año se realizará bajo el lema «Identidad Para Todxs» y recorrerá nueve provincias, aunque tendrá su inicio en los balnearios de la Costa Atlántica, con despliegue en Mar del Plata, Necochea, Santa Teresita, Santa Clara, Mar de Ajó, Cariló, Villa Gesell, y otras localidades del Partido de la Costa.

También se brindará este servicio en algunos de los principales puntos turísticos de la Patagonia, como Bariloche, las Grutas y San Martín de los Andes.

Además, entre febrero y marzo habrá presencia en el Carnaval de Gualeguaychú y fiestas nacionales como las de la Vendimia en Mendoza y el Sol en San Juan, o el Festival del Chamamé en Corrientes.

Los operativos, que comenzarán el viernes próximo, contemplarán el trabajo de 500 agentes, un camión fábrica con entrega de DNI en el día y otro equipado con tecnología de última generación que tiene una capacidad productiva de 300 trámites diarios.

También se pondrán en circulación 14 camionetas de toma de DNI en distintos puntos estratégicos y se utilizarán portafolios móviles con el fin de garantizar el derecho a la identidad en todo el territorio, que servirán para la realización de trámite a domicilio para las personas con imposibilidad de desplazamiento.

Estos dispositivos se utilizarán también para llegar a todas las comunidades indígenas del país y a los lugares alejados y de difícil acceso.

Con la campaña de verano, que comenzó hace diez años por decisión de la entonces presidenta Cristina Fernández de Kirchner con el objetivo de documentar a la mayor cantidad de ciudadanos como una política pública de inclusión social, se espera documentar a cerca de 35 mil personas.

«Llevar los móviles del DNI a cada rincón del país significa que desde el Estado se garantiza la identidad para todos, uno de los principales pilares que necesitamos para poner a la argentina de pie», dijo uno de los encargados del operativo.

Fuente: DIB