El técnico informático Diego Lagomarsino, procesado como partícipe necesario de la muerte de Alberto Nisman y con tobillera electrónica con GPS, negó hoy tener relación con unas supuestas llamadas de un espía cerca de su casa el día de la muerte del fiscal y afirmó que en esta causa «lo que no existe se inventa».

Luego de que una nota periodística publicara una información sobre 27 llamados que habría hecho un supuesto espía cerca de la casa de Lagomarsino horas antes de la muerte de Nisman, el ex colaborador del fiscal señaló: «No hay nada de lo que dice la nota de Clarín en el expediente. En el Juzgado me dijeron que no hay nada de eso».

«No sé de dónde lo sacaron. Hay que ver a qué distancia estaba la antena y llamar al titular de la línea para que declare», expresó.

En declaraciones a radio El Destape, volvió a negar ser parte de los servicios de inteligencia. «Yo no soy de los servicios. Pero en esta causa parece que lo que no es, se inventa», expresó Lagomarsino.

En ese sentido, continuó: «Lo comprobé con un montón de cosas, con lo que dijo Gendarmería encontrando golpes que no encontraron ni los peritos de la Corte ni el perito Raffo. Es bochornoso el peritaje de Gendarmería».

Fuente: NA