La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó este martes el acta de traspaso de mando y quedó al frente del Ejecutivo por cuatro días como consecuencia del viaje al exterior del presidente Alberto Fernández.

La firma del traspaso genera especial expectativa ya que la ex máxima mandataria volverá a estar al frente del Ejecutivo tras cuatro años, cuando finalizó su segundo mandato como presidenta el 9 de diciembre de 2015.

La rúbrica del acta, que quedó registrada en fotos y videos que rápidamente se compartieron en las redes sociales, se realizó en el despacho que posee la vicepresidenta en el Instituto Patria.

En las redes se viralizó también el hashtag #CristinaPresidenta, aunque en rigor seguirá siendo vicepresidenta, pero estará a cargo del Poder Ejecutivo, según lo afirma la Constitución Nacional en su artículo 88: «En caso de enfermedad, ausencia de la Capital, muerte, renuncia o destitución del Presidente, el Poder Ejecutivo será ejercido por el vicepresidente de la Nación. En caso de destitución, muerte, dimisión o inhabilidad del Presidente y vicepresidente de la Nación, el Congreso determinará qué funcionario público ha de desempeñar la Presidencia, hasta que haya cesado la causa de la inhabilidad o un nuevo presidente sea electo».

El Presidente viaja rumbo a Israel, donde participará junto al gobernador Axel Kicillof de un homenaje internacional a víctimas del Holocausto en Jerusalén.

Tras regresar el 25 de enero, Alberto Fernández volverá a salir del país rumbo a El Vaticano para reunirse con el papa Francisco el viernes 31, cuando Cristina volverá a quedar al frente.

No obstante, durante los dos viajes, la actividad cotidiana de gestión será llevada adelante por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Fuente: NA