La ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, volvió a subrayar este viernes la necesidad del uso de las pistolas Taser al referirse al crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido el sábado en Villa Gesell y por el que se encuentran detenidos diez rugbiers sospechados de haberlo golpeado hasta provocarle la muerte.

«¿Por qué no se acerca nadie? Porque les tienen miedo, porque son personas fuera de sí. Son típicas situaciones para usar pistolas Taser. Asesinaron. ¿Cómo los parás? Con una Taser, en dos segundos, lo controlaste y lo bajaste, y al rugbier fortachón, violento, animal, lo dejaste sin recursos», sentenció Bullrich. Además, señaló que, si las fuerzas de seguridad contasen con ese elemento, podrían evitar similares en la vía pública.

Semanas atrás, la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, derogó una serie de medidas que había tomado Bullrich, en relación al uso de armas por parte de las fuerzas federales. Por medio de una resolución se dio de baja el reglamento para el uso de las pistolas Taser.

«Si había un miembro de una fuerza de seguridad con algún recurso lo podría haber evitado», agregó Bullrich sobre el crimen de los rugbiers y sentenció: «Es mejor que el uso de una nueve milímetros».

A su vez, Bullrich pidió en diálogo con radio La Red un «Estado policial» que proteja a «los policías de los delincuentes», al criticar la decisión del Gobierno de dejar sin efecto la resolución que obligaba a los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) a portar el arma reglamentaria durante las 24 horas.

«El Estado Policial protege a los policías de delincuentes y narcotraficantes», escribió la ex funcionaria y titular del PRO en su cuenta de Twitter.

Bullrich graficó que los delincuentes cuando están cometiendo un ilícito y descubren que hay policías en la escena «los matan con alevosía por el sólo hecho de serlo».

El Ministerio de Seguridad dispuso el jueves dejar sin efecto una resolución impulsada en marzo de 2019 que obligaba a los efectivos de la PSA a portar el arma reglamentaria durante las 24 horas.

Fuente: DIB