El expresidente Mauricio Macri fue designado como titular de la Fundación FIFA, la pata social y solidaria de la Federación, y distintos dirigentes del fútbol local salieron a cruzarlo duramente.

El exmandatario llegó al nuevo cargo en la organización futbolística, que desarrollará «ad honórem», por su relación cercana a Gianni Infantino, el suizo que comanda la FIFA.

La Fundación fue creada en 2018 «con los objetivos de contribuir a la promoción de un cambio social positivo y de recaudar fondos para la rehabilitación y reconstrucción de infraestructuras deportivas dañadas o destruidas alrededor del mundo».

En este sentido, Macri se abocará a «solicitar financiamiento para usar al fútbol como una herramienta para abordar los problemas sociales que afectan a los jóvenes, caso la educación, la salud, la construcción de la paz, los refugiados, el liderazgo y la igualdad de género».

La designación del expresidente en el cargo generó indignación entre dos conocidos dirigentes del fútbol nacional: el presidente de San Lorenzo, Marcelo Tinelli, y su par de River, Rodolfo D»Onofrio.

«Me parece lamentable que una persona que sin ningún pudor y siendo presidente, manifestó que venía diciéndole a sus colaboradores que los mercados no nos iban a dar más plata y que nos íbamos a la «mierda», hoy sea distinguido en FIFA. Triste noticia para los que amamos el fútbol», escribió en su cuenta de Twitter el conductor de televisión y dirigente del Ciclón.

En tanto, D»Onofrio fue más duro: «Es lamentable que el expresidente que nos dejó una deuda casi impagable, más de 50% de pobreza, enemigo de las sociedades civiles en el fútbol y  responsable de los últimos 4 años  en el manejo que vive el fútbol argentino, haya sido nombrado al frente de Fundación  FIFA».

Fuente: DIB