A pocas horas de la polémica que se generó en la Cámara de Diputados durante el debate del cambio en las jubilaciones de privilegio, el presidente Alberto Fernández anunció que enviará la semana próxima la reforma judicial que había prometido el día que asumió el Poder Ejecutivo y que apunta directamente a los jueces de Comodoro Py.

«Es un proyecto de reforma que trata de poner orden en el funcionamiento de la Justicia que le corresponde al Estado Nacional, que es la Justicia Federal. También qué hacemos con los tribunales ordinarios de la Ciudad; hay que traspasar ciertas jurisdicciones que vienen demoradas», sostuvo Fernández, sin dar mayores precisiones al respecto.

El mandatario tiene definido resucitar el espíritu que tenía el «plan Béliz» de 2003. Es decir, diluir el poder de los jueces federales de Comodoro Py y cortar las conexiones que los servicios de inteligencia tienen en esos tribunales.

«La Justicia necesita una revisión. Llegamos a un punto en el que las cosas no están funcionando bien. La Justicia, en términos económicos, se aleja del resto de la Argentina», aseguró el Presidente a Radio 10.

El mandatario explicó que el proyecto, que llegará al Parlamento la semana próxima, «básicamente trata de poner en orden y funcionamiento a la Justicia que le corresponde al Estado nacional, que es la Justicia federal». Y agregó: «Es empezar a ordenar eso, ver qué hacemos con los tribunales ordinarios y la Ciudad, porque hay que traspasarles ciertas jurisdicciones a la Ciudad y estamos demorados, entre otras cosas».

En este contexto, resaltó que conoce el tema de la Justicia «como nadie» («soy hijo de un juez»), y que lo que busca es mejorar la administración del Poder Judicial. «Yo quiero jueces independientes, probos, dignos. Creo que la inmensa mayoría son así y unos pocos han mancillado la imagen de todos, por eso soy tan cuidadoso», subrayó.

Puntualmente, criticó con dureza la administración económica que lleva adelante la Corte Suprema. «Ustedes van a los tribunales y ven a la gente trabajando en condiciones infrahumanas. Están repletos de papeles, de gente, absolutamente sobrepasados. ¿Cómo puede ser que tengan un plazo fijo de 40 mil millones de pesos? Ese es ahorro de la Corte, lo que les sobra de presupuesto. Explíquenmelo. Yo no lo entiendo. Tienen los sueldos que tienen, ahorran 40 mil millones de pesos. ¿Cómo puede ser ese un buen sistema de administración? El Poder Ejecutivo es el administrador del Estado», advirtió.

El anuncio llega en momentos en los jueces amenazan con renuncias masivas para cobrar de inmediato sus jubilaciones ya concedidas y no verse perjudicados con el proyecto de ley que ya tiene media sanción en Diputados, y que será aprobado en el Senado, ya que el oficialismo cuenta holgadamente con los números necesarios.

Fuente: DIB