La jueza en lo comercial Marta Cirulli dispuso la «intervención plena» del Correo Argentino SA, de la familia Macri, y el «desplazamiento total» de sus directivos.

La intervención había sido solicitada a principios de febrero por la fiscal de Cámara Gabriela Boquin, al entender que había «actos de gravedad ligados vaciamiento de la empresa». A ese pedido también se había sumado el procurador del Tesoro, Carlos Zannini. 

La semana pasada la empresa presentó un recurso extraordinario con el objetivo de evitar que se abra el salvataje dictado en diciembre por la Cámara Comercial. Ese procedimiento obliga a poner en venta acciones y que una posible compradora especifique como pagará las deudas. Si eso fracasa, le sigue la quiebra, que en este caso debería ser asumida por  Socma, del Grupo Macri.

El fallo de Cirulli señala que «la aparición en el año 2019 de una deuda que dataría del año 2000, que no se conocía y sólo pudo comprobarse por la labor del coadministrador y el contador público que lo asiste, confirma que subsiste un enorme margen de duda respecto a la sinceridad del comportamiento de la concursada en esta instancia clave del procedimiento, donde se juega su suerte».

En este marco, determina disponer «la intervención plena de la sociedad concursada con desplazamiento total del órgano de intervención, hasta que concluya el procedimiento de salvataje».

Fuente: DIB