El presidente Alberto Fernández participó junto a Hugo Moyano de la reinauguración del sanatorio en el que nació, hoy perteneciente a Camioneros, y en ese marco sostuvo que el problema de la Argentina “son los que creen que sobra gente” y “especulan”.

El presidente y el gobernador Axel Kicillof encabezaron el acto de la inauguración del Sanatorio Antártida que se encuentra en Capital Federal, pero que el gremio de Camioneros pondrá a disposición de la provincia de Buenos Aires para la pandemia de coronavirus.

En este marco, Fernández destacó la figura de Moyano como dirigente gremial y sostuvo que “durante muchos años quisieron hacerle creer a la Argentina que los políticos y los sindicalistas eran un problema”, pero que el problema “son los que creen que la gente sobra” y “los que especulan”.

El mandatario también manifestó que en el marco de la pandemia la sociedad está recuperando “un valor que para el peronismo es sagrado, que es la solidaridad” y, en este punto, recordó que el expresidente Raúl Alfonsín hablaba de “tenderle la mano al que está caído para levantarlo”.

El presidente también contó que en ese sanatorio, antes de que sea de Camioneros, nació hace 61 años y se mostró “maravillado” de ver las instalaciones con las que cuenta hoy.

El Antártida aportará unas 330 camas de terapia intensiva. “Estoy muy emocionado. Esto duplica la disponibilidad que tiene la provincia”, señaló Kicillof, quien recordó que “esta pandemia ha desbordado los sistemas de salud de los países más ricos del mundo”.

En tanto, Moyano contó que el establecimiento estaba listo hace seis años pero que “el Gobierno anterior no lo habilitaba” y consideró que tenerlo en el marco de la crisis sanitaria “es como encontrar agua en el desierto”.  

Además, afirmó que “es un orgullo para los camioneros” aportar al sistema de salud, ya que “son los laburantes los que han puesto la plata”. “Nos sentimos orgullosos de poner al servicio de la Argentina este sanatorio”, agregó. 

Fuente: DIB