El Gobierno nacional dio marcha atrás con la idea de declarar de “interés público” todos los recursos sanitarios del país, que le daba la posibilidad de intervenir en la salud privada para garantizar recursos en el marco del avance del coronavirus.

El ministro de Salud Ginés González García recibió hoy a representantes de sanatorios y clínicas privadas de todo el país, luego de la polémica generada por sus dichos acerca de la posibilidad de publicar un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que dispusiera el control del Ejecutivo sobre el sistema de salud privado.

Según se consignó, González García les confirmó a los representantes de las clínicas que el Gobierno no avanzará en ese sentido. Por el momento, el Gobierno evalúa crear una mesa de coordinación entre el sector público y privado para acordar acciones conjuntas frente al coronavirus.

La idea es monitorear la respuesta del sistema sanitario en su conjunto cuando llegue el pico de contagios del coronavirus, y aplicar a partir de allí medidas para garantizar la internación de los casos más graves.

En declaraciones al diario Clarín, el ministro de Salud expresó que “queremos estimular la coordinación en todas las jurisdicciones entre lo público y lo privado para que las decisiones tengan un fin público en el marco de esta emergencia”.

Tras la reunión, el representante de la Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas (Acami), Gabriel Barbagallo, destacó que “nos sumaron a la mesa de opinión, algo que veníamos pidiendo pero en la primera etapa de la emergencia no había posibilidad de insistir”.

La idea de la publicación de un DNU para intervenir sobre el sector privado de la salud cobró fuerza anoche luego de que trascendieran los dichos de González García durante la presentación de un informe de situación a diputados nacionales.

“Estoy evaluando la redacción de un DNU, que creo que va a salir de ese modo, para que se pueda declarar de interés público todos los recursos sanitarios. No vamos a discutir la propiedad, que podrá ser estatal o privado, pero creemos que tiene que haber un comportamiento igualitario para cada argentino”, había asegurado el ministro.

Fuente: DIB