La utilización de la capacidad instalada de la industria bajó al 51,6% en marzo, cuando comenzó el aislamiento social para combatir el coronavirus, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El promedio de 51,6% resultó incluso inferior al 59,4% de febrero, porque si bien el aislamiento fue decretado el 20 de marzo, estas restricciones comenzaron antes de manera espontánea e impactaron fuertemente en la actividad fabril de marzo que resultó un 17% menor a la de febrero.

Los bloques sectoriales que presentan, niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general del 51,6% fueron: la refinación del petróleo (70,8%), papel y cartón (68,9%), sustancias y productos químicos (68,5%), industrias metálicas básicas (58,5%), productos alimenticios y bebidas (55,6%) y productos del tabaco (53,6%).

Por contrapartida, los bloques sectoriales que se ubicaron por debajo del nivel general fueron: edición e impresión (50,4%), productos minerales no metálicos (42,1%), productos de caucho y plástico (39,8%), la metalmecánica excepto automotores (30,4%), productos textiles (28,7%) y la industria automotriz (25,9%).

En cuanto a las perspectivas del sector para el segundo trimestre, el 74% de los empresarios encuestados por el Indec consideró que la demanda interna continuará en baja, contra un 9,8% que prevé una suba mientras que el restante 16,2% no prevé mayores cambios.

En cuanto a las exportaciones, es el 63,7% de los entrevistados que estima un deterioro hasta junio inclusive, contra un 8,8% que anticipó una mejor, mientras que el restante 27,5% no avizora mayores cambios.

Desde el ámbito empresario, la Unión Industrial Argentina (UIA) realizó una encuesta entre el 13 y 15 de abril en la que participaron 607 empresas de diversas actividades, regiones y tamaño, en la se verificó que, como producto de la cuarentena obligatoria, un 72% de las compañías del sector fabril registraron una caída de las ventas mayor al 60%.

Una de las principales preocupaciones en el sector empresario y de los trabajadores es el tema salarial. Dentro del grupo que tuvo un fuerte retroceso de las ventas, el 87% dice que tiene serias dificultades para pagar sueldos, de acuerdo con el sondeo de la UIA: el 64% de las firmas manifiesta que no podrá pagar sueldos y otro 23% que solo podrá pagar aproximadamente la mitad.

Entre las compañías, se relevó a 410 empresas industriales y 197 correspondientes a distintos rubros. La mayoría de quienes contestaron la encuesta fueron empresas con hasta 50 empleados. En tanto 114 tienen entre 50 y 500 empleados y 14 de ellas, cuentan con más de 500 personas en sus dotaciones.

Dentro de este grupo, el 65% son empresas de actividades no exceptuadas. El restante 35% responde a actividades exceptuadas, por lo que incluso en los sectores esenciales la producción y las ventas están condicionadas. según el informe de la entidad. 

Fuente: DIB