La restitución de la explotación de las represas hidroeléctricas construidas por Hidronor, sobre los ríos Limay y Neuquén a las provincias de Neuquén y Río Negro, fue propuesta ayer mediante la presentación de un proyecto de ley en el Congreso por el legislador provincial de Unión de los Neuquinos (UNE) en el Frente de Todos, Mariano Mansilla.

La iniciativa apunta a recuperar para estas provincias el manejo de las represas del río Limay y el Complejo Cerros Colorados con la Central Planicie Banderita en el río Neuquén.

El diputado Mansilla explicó que “en 1993 el gobierno privatizador de (Carlos) Menem entregó las represas sobre nuestros ríos por 30 años”.

“Al año siguiente la reforma de la Constitución Nacional entregó o devolvió a las provincias la propiedad de los recursos naturales, entre ellos la energía hidroeléctrica”, recordó el legislador, y agregó ahora “queremos que se cumpla con la Constitución y que al vencer las concesiones de las hidroeléctricas tanto el complejo Chocón sobre el Limay como Cerros Colorados sobre el Neuquén, vuelvan a nuestras provincias”.

Mansilla sostuvo que “producimos con nuestros ríos gran parte de la energía del país y queremos ser parte de la comercialización y distribución de este recurso, que es nuestro”.

El asesor jurídico del bloque de legisladores del Frente de Todos de Neuquén, Emanuel Guagliardo, informó que “el proyecto ingresó a Mesa de Entradas del Congreso de la Nación como Asuntos Particulares y será enviado a cada uno de los representantes ante el Senado y la Cámara de Diputados de Neuquén y Río Negro”.

Al analizar la iniciativa, dijo que “pretendemos que el Estado Nacional restituya los derechos que corresponden a nuestras provincias sobre el manejo de los ríos; es una reparación histórica y una afirmación de federalismo”.

Explicó que “vencido el plazo de las concesiones en el año 2023, se extingue al mismo tiempo el derecho del Estado Nacional de prorrogar las mismas u autorizar la concesión de los aprovechamientos sin el concurso de sus titulares originarios”.

Por su parte, el dirigente de UNE Francisco Baggio señaló que “las represas de El Chocón, Piedra del Águila, Alicurá y Pichi Picún Leufú, ubicadas en los territorios de las provincias de Río Negro y Neuquén, obliga a iniciar conversaciones y negociaciones para suscribir un acuerdo con la vecina provincia, y sobre esa base proyectar el futuro de una administración conjunta”.

Los dirigentes de UNE destacaron que “las Obras del Siglo son un hito en la historia del desarrollo de la potencia hídrica de la Argentina e hicieron un gran aporte en el camino de modificar la matriz energética al reducir la dependencia fósil”.  

La restitución de la explotación de las represas hidroeléctricas construidas por Hidronor, sobre los ríos Limay y Neuquén a las provincias de Neuquén y Río Negro, fue propuesta ayer mediante la presentación de un proyecto de ley en el Congreso por el legislador provincial de Unión de los Neuquinos (UNE) en el Frente de Todos, Mariano Mansilla.

La iniciativa apunta a recuperar para estas provincias el manejo de las represas del río Limay y el Complejo Cerros Colorados con la Central Planicie Banderita en el río Neuquén.

El diputado Mansilla explicó que “en 1993 el gobierno privatizador de (Carlos) Menem entregó las represas sobre nuestros ríos por 30 años”.

“Al año siguiente la reforma de la Constitución Nacional entregó o devolvió a las provincias la propiedad de los recursos naturales, entre ellos la energía hidroeléctrica”, recordó el legislador, y agregó ahora “queremos que se cumpla con la Constitución y que al vencer las concesiones de las hidroeléctricas tanto el complejo Chocón sobre el Limay como Cerros Colorados sobre el Neuquén, vuelvan a nuestras provincias”.

Mansilla sostuvo que “producimos con nuestros ríos gran parte de la energía del país y queremos ser parte de la comercialización y distribución de este recurso, que es nuestro”.

El asesor jurídico del bloque de legisladores del Frente de Todos de Neuquén, Emanuel Guagliardo, informó que “el proyecto ingresó a Mesa de Entradas del Congreso de la Nación como Asuntos Particulares y será enviado a cada uno de los representantes ante el Senado y la Cámara de Diputados de Neuquén y Río Negro”.

Al analizar la iniciativa, dijo que “pretendemos que el Estado Nacional restituya los derechos que corresponden a nuestras provincias sobre el manejo de los ríos; es una reparación histórica y una afirmación de federalismo”.

Explicó que “vencido el plazo de las concesiones en el año 2023, se extingue al mismo tiempo el derecho del Estado Nacional de prorrogar las mismas u autorizar la concesión de los aprovechamientos sin el concurso de sus titulares originarios”.

Por su parte, el dirigente de UNE Francisco Baggio señaló que “las represas de El Chocón, Piedra del Águila, Alicurá y Pichi Picún Leufú, ubicadas en los territorios de las provincias de Río Negro y Neuquén, obliga a iniciar conversaciones y negociaciones para suscribir un acuerdo con la vecina provincia, y sobre esa base proyectar el futuro de una administración conjunta”.

Los dirigentes de UNE destacaron que “las Obras del Siglo son un hito en la historia del desarrollo de la potencia hídrica de la Argentina e hicieron un gran aporte en el camino de modificar la matriz energética al reducir la dependencia fósil”.  

Fuente: Télam